Difusión de ideas y movimientos de población desde la Arqueología

La arqueología nos permite establecer cómo sucedieron los acontecimientos en el pasado, siempre a partir de los restos materiales y lo que estos nos muestran. Y muchas veces, resulta curioso comprobar cómo en diferentes partes del mundo se desarrolló una cultura material y un tipo de “economía” con semejanzas entre culturas que aparentemente nunca estuvieron en contacto. La difusión de ideas por el mundo en el pasado y los cambios en las diferentes culturas se debieron a procesos de difusión de ideas que fueron llegando a las diferentes partes del planeta.

Hoy en día es más… “sencillo”. Con internet llegamos a todos los rincones. La televisión, la radio, la prensa… Muchos medios de comunicación que permiten la transmisión de ideas y el intercambio de conocimiento. Pero en el pasado ese proceso, aunque se producía (como es evidente), era mucho más lento por razones obvias. La principal forma de difusión era por el ejemplo, la transmisión oral o a través de los intercambios comerciales.

Para Vere Gordon Childe, las migraciones en el pasado supusieron el principal motor de cambio (aunque también entendía un proceso evolutivo en los desarrollos de las propias civilizaciones). Posteriormente hubo una tendencia a explicar esos cambios como consecuencia de los diferentes movimientos sociales y económicos internos de cada cultura.

Qué dice el registro material de esa difusión de ideas

En cualquier caso, la difusión de ideas en el pasado (al igual que en el presente) favoreció los cambios sociales, económicos y culturales a diferentes escalas. La difusión de conocimiento derivó en nuevas formas de explotación de la tierra, nuevas prácticas económicas, innovación tecnológica, organización social, nuevas creencias… Todo tipo de ideas que de una civilización a otra se mezclaron e hizo que surgieran nuevos modelos.

Esos cambios, por lo general, dejaban su impronta en la cultura material, que es lo que prevalece en el registro arqueológico. Es el trabajo de la Arqueología discernir el significado de eso cambios a nivel social, económico y cultural.  

¿Y cómo podemos averiguar esto?

Petrie utilizaba su peculiar sistema de organización – la seriación –  que consistía en ordenar los objetos arqueológicos a partir de su evolución en la forma, elaboración y uso. De formas sencillas a otras más complejas. Es como si nosotros ahora ordenáramos los diferentes modelos de coches de los últimos 50 años. Seguramente seríamos capaces de ordenarlos de más antiguo a más moderno  con relativa facilidad  a partir de las características físicas de estos.

También tenemos que tener en cuenta el significado de ese cambio en la tipología  y si ha habido cambios en su uso. Es decir, contextualizar el impacto y significado de este nuevo objeto y sus efectos a nivel socio-económico en el grupo.

Otra de las incógnitas que se trata de resolver a través de la Arqueología en cuanto a la transmisión del conocimiento en el pasado es el cómo. ¿Cómo se produjo esa difusión? ¿Se realizó a través de contactos comerciales? ¿Hubo movimientos de población de un lugar a otro? ¿Aculturación? ¿Conquista? La transmisión de conocimiento estaba protagonizada por personas que interactuaban unas con otras. La cuestión es en base a qué relaciones se establecía esa interacción y cómo afectó culturalmente.

Cambios que llevan a otros cambios

Por lo general, los nuevos modelos de producción a pequeña escala o nuevos tipos de organización social llevan a nuevos movimientos de población en busca de nuevos recursos para seguir desarrollando el nuevo sistema. Esto permitió el contacto entre diferentes civilizaciones y los primeros intercambios de conocimiento.

Es lo que sucedió durante el Neolítico: nuevas formas de explotación económica, desarrollo de la agricultura que llevó al contacto entre grupos y al desarrollo posterior de la metalurgia y su conocimiento. A partir de entonces, los contactos comerciales se normalizaron y la difusión de ideas se generalizó y permitió una evolución en todos los aspectos (social, económico, cultural). Esto se explica de forma genial en el documental “La odisea de la Especie” donde la transmisión de conocimiento establece nuevas clases y nuevas formas de organización. Quien contaba con el nuevo conocimiento tenía el poder.

La difusión de ideas en el pasado estuvo unida a movimientos de población que facilitaron la transmisión de conocimiento. En cualquier caso, una cosa y la otra fueron indispensables para el desarrollo y la evolución de la humanidad.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.