Homo Naledi. Una nueva especie de humano. Por si fuéramos pocos.

Hace unas semanas los periódicos de todo el mundo se hicieron eco de un “descubrimiento” llamativo. El de lo que parece una nueva especie de humano cuyos restos aparecieron en las profundidades de una cueva de muy difícil acceso a unos 50 kilómetros de Johannesburgo, en Sudáfrica y a la que se le ha dado a conocer como Homo Naledi.

Resulta llamativo para los investigadores que una especie tan antigua depositara, como parece, de forma intencionada sus difuntos en una cámara de tan difícil acceso. Algo que denota cierta creencia religiosa y gran cuidado por los seres queridos y del grupo, cosa esta que solo se le atribuye al ser humano.

Los restos óseos encontrados, de niñ@s y adultos, han aparecido de manera aislada. Es decir, no se han encontrado restos de fauna o industria de ningún tipo. ¿Qué quiere decir esto? Pues que no era un lugar de hábitat o de paso frecuente. Parece que fueron allí depositados a propósito, a conciencia, buscando un lugar de difícil acceso y aislados del exterior.

¿Tan complejo era su modo de pensar que tenían ciertas creencias religiosas o rituales ante la muerte?

Un descubrimiento muy mediático

He puesto la palabra descubrimiento entre comillas porque resulta que no es para nada un hallazgo actual. Ni tan siquiera se ha llevado a cabo hace algunos meses sino que este yacimiento de huesos de esta desconocida especie, el Homo Naledi, fue descubierto hace ya cerca de dos años.

Witts University
Foto de Witts University

¿Y por qué surge ahora el Homo Naledi así como de repente?

Hay ciertas noticias que son mejor dosificar y esperar el momento oportuno para lanzarlas con el fin de conseguir el foco mediático. Lo más probable es que, desde su descubrimiento y conforme se iba profundizando en las investigaciones, el equipo pensó que sería mejor esperarse a sacar algunas conclusiones de los trabajos para evitar pillarse los dedos con noticias poco rigurosas.

dinaedi caveNo cabe duda de que sería una buena razón, teniendo en cuenta que puede que estemos hablando de la especie de homo más antigua conocida. Los trabajos se publicaron en la revista científica eLife y este mes en la Revista National Geographic España.

Parece que se han encontrado restos de al menos 15 individuos de la misma especie y con gran parte del esqueleto. Teniendo en cuenta que todavía falta por extraer gran parte de restos, para Lee Berger (investigador y doctor en el Instituto de Estudios sobre Evolución en la Universidad de Witwatersrand) se trata del ancestro mejor representado y conocido de nuestro linaje Homo.

¿Es tan importante este descubrimiento como parece?

¿Pero qué es lo que hace de este hallazgo algo tan especial?

¿Es realmente significativo para el conocimiento de los orígenes de la humanidad o es solo una bomba mediática en busca de promoción?

Pues parece que sí que es importante. Los restos óseos encontrados correspondientes al Homo Naledi, presentan una especie que pese a ser tan antigua en el tiempo cuenta con una serie de características parecidas a las humanas que lo podrían catalogar como Homo. Esto haría del Homo Naledi, como ya te he comentado, la especie más antigua del género homo, nuestro más antiguo antepasado.

Se parece pero no lo es

Que no te confunda esto. El hecho de tener ciertas similitudes físicas al ser humano moderno no le hacen humano. No lo es. Es un antepasado nuestro. También contaba con un cerebro muy pequeño, caminando erguido sobre un cuerpo de 1’5 metros y 45 kilos de peso.

Homo de pies y manos

El aspecto de esta especie sería un tanto simiesco pero a la vez cierto toque humano. Parece que, por los restos de huesos de manos y pies encontrados, esta especie sería la única adaptada para trepar por los árboles y caminar erguida. Además parece que tendrían la habilidad de manipular objetos. ¿Sabes lo que esto significa verdad? Que podrían ser capaces de elaborar herramientas. Un cambio significativo a la hora de defenderse de otras especies en competencia y de encontrar alimentos.

Homo Naledi
Foto De John Hawks

Los huesos de los pies presentan algunas características humanas y denotan que solía caminar sobre ellos, como nosotros. La gran diferencia se encuentra en el dedo gordo del pie el cual es más curvo y de mayor tamaño. Esto también indica que aún tendría capacidad también para agarrar.

Mientras tanto, las manos muestran cierta robustez pero características físicas que evidencian la capacidad de agarre, bien fuera para trepar o para manipular objetos. Probablemente, esta especie sería capaz de ambas cosas.

Estas dos características son las que han llevado a los investigadores a proponer al Homo Naledi como nuestro primer ancestro. Una especie a camino entre los homínidos y el género Homo.

Todas estas características son las que han llevado a los investigadores a proponer al Homo Naledi como nuestro ancestro más antiguo. Una especie bisagra entre los homínidos y el género Homo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.