Patrimonio Cultural y Turismo

Un pueblo sin Historia está perdido. El Patrimonio cultural es un valor que ni se compra ni se vende. O se tiene o no se tiene, y por tanto es tremendamente importante fomentar el apego a la cultura y el patrimonio histórico.

Como dice Andrea Carandinisi el cerebro, para funcionar necesita de los recuerdos, nuestra tierra, nuestras ciudades deben preservar a cualquier precio un espacio para la memoria”.

No le falta nada de razón. La cultura y la historia de un pueblo reflejan su pasado y constituyen su presente. Cuando viajamos y entramos en contacto con el Patrimonio histórico de una ciudad o de un pueblo, estamos adentrándonos en su pasado, lo que nos permite conocer más de su identidad.

patrimonio cultural y turismo

¿Qué sentido tiene el viajar si no para conocer?

A casi todo el mundo le encanta viajar. Y eso es porque, aparte de que te sirve para desconectar de la rutina diaria, te da la oportunidad de conocer, estar en contacto con otras culturas y aprender de otros pueblos. Y para ello, como digo, nada mejor que visitar y disfrutar el Patrimonio cultural de los pueblos.

Probablemente si estás leyendo este artículo lo hagas desde una playa a muchos kilómetros de tu casa. O en una plaza histórica de un pequeño pueblo alejado del bullicio de tu ciudad. Tal vez lo estés leyendo en la tranquilidad de tu habitación de hotel. Son fechas donde gran parte de la población aprovecha para marcharse de vacaciones y desconectar.

[Tweet “Nada mejor que visitar el #PatrimonioCultural de un pueblo para conocerlo”]

El turismo está adquiriendo una dimensión muy amplia (y controvertida) en este país. Y cada vez son más las posibilidades para pasar unos días lejos de casa. Y una de esas opciones que cada vez tiene mayor peso es el turismo cultural.

Está bien, sí. Lo digo porque somos gente de Patrimonio Cultural pero no cabe duda que este tipo de turismo es un gran potencial y una alternativa real al turismo tradicional de sol y playa.

Un buen plan, si es que todavía estás buscando uno, es perderse por un pueblo de España y aprovechar para conocer su Historia.

turismo cultural Córdoba

El turismo cultural como recurso local

El turismo cultural puede ser una gran oportunidad para fomentar el desarrollo local, ayudar a salvar, proteger y preservar el Patrimonio del pueblo ya que puede proporcionar la generación de recursos y empleo para la comunidad. Pero para eso debe haber un plan para enfocar este tipo de turismo cultural en beneficio del Patrimonio Cultural y de sus gentes.

[Tweet “El #TurismoCultural es una oportunidad de conocer la #historia de otros pueblos #”]

Por eso, la gente local debe siempre entrar a formar parte del propio desarrollo turístico ya que son las personas las principales protagonistas de ese Patrimonio local. Esta participación puede hacerse de diferentes formas, bien sea de forma directa, trabajando en los propios proyectos culturales, o indirecta, invirtiendo parte de los beneficios producidos del turismo cultural en mejorar la infraestructura local.

patrimonio cultural como motor económico

Los peligros del turismo masivo

Cabe destacar que el turismo acarrea ciertos peligros para el patrimonio cultural si no se realiza con las medidas apropiadas. El turismo cultural puede tener efectos tremendamente negativos e irreparables para los bienes de un pueblo.

Por eso debe de realizarse de forma sostenible evitando la masificación y la banalización de las producciones culturales que se convierte, más que en representaciones culturales, en teatrillos con escaso rigor histórico o cultural (ya sea de danzas autóctonas, tradiciones gastronómicas o de cualquier tipo etnográfico).

No es que esté en contra de los espectáculos poco rigurosos históricamente pero hay que intentar separa un espectáculo de entretenimiento de una representación histórica por ejemplo.

De hecho, en la Convención de la UNESCO de 2003, se abordaron estos peligros del turismo cultural con respecto al Patrimonio Cultural Inmaterial de los pueblos.

Para evitar su “desnaturalización  o descontextualización” se abogaba por establecer planes de salvaguarda y medidas de “buenas prácticas” con el fin de fomentar un turismo sostenible y responsable con las manifestaciones culturales (bien sean inmateriales o materiales).

Por tanto, no está mal en absoluto practicar el turismo cultural. Todo lo contrario. Es una gran oportunidad para conocer la historia de los pueblos y la cultura, tan diversa y rica que tenemos en España. Pero debemos, principalmente desde las instituciones, integrar este turismo con el Patrimonio sin que esto perjudique la preservación del mismo y garantizar su supervivencia y viabilidad.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.