Quién se encarga del Patrimonio Cultural

El Patrimonio Histórico está protegido por la Constitución de 1978 y por la Ley y tienen como objetivo la protección y conservación del mismo. Es por lo tanto el Estado quien debe garantizar la salvaguarda del Patrimonio. Pero el Estado no está solo en esta difícil tarea de protección. Hay otras instituciones encargadas de velar por el Patrimonio histórico de todas las personas.

Muchas instituciones, nacionales e internacionales, publicas y privadas, colaboran en este cometido. Esta colaboración está basada en la iniciativa global por preservar nuestra Historia, nuestras señales de identidad como humanidad, y se canaliza a través de un marco legal que no, no te preocupes que no te voy a atormentar con ello, entre otras cosas porque se me escapan muchos aspectos legales del tema.

Lo que voy a tratar de hacer es explicarte el marco institucional y las organizaciones que lo componen.

Instituciones del Patrimonio por nivel de competencia

Para empezar hay que diferenciar los distintos niveles de competencia en el que se mueven las instituciones; de lo global o internacional a lo local. Así, destacan las instituciones Internacionales, las instituciones supranacionales, los gobiernos Estatales, las autonomías y el gobierno local. Esto en cuanto a España que por las características administrativas el Estado central reparte las competencias entre las Autonomías, ayuntamientos y diputaciones. En otros países, esta división de competencias puede variar, pero en España se diferencian estos 5 que paso a especificar:

1- Instituciones Internacionales y supranacionales:

Las primeras corresponderían a las organizaciones compuestas por diferentes países que se rigen por unas normas preestablecidas y se deben a los países que componen la organización. En cuanto a las organizaciones supranacionales, funcionan a partir de unos principios y en defensa, en nuestro caso, del Patrimonio Cultural pero sin estar bajo el dominio o influencia de ningún país actuando de manera independiente.

Estas instituciones surgieron a partir del fin de la II Guerra Mundial cuando los Estados vieron la necesidad de proteger el Patrimonio histórico de los pueblos. A través de la ONU se desarrolló un sistema de colaboración con ese propósito y así se plasmó en la Convención de La Haya de 1954:

El daño ocasionado a los bienes culturales pertenecientes a determinadas personas supone un daño al Patrimonio cultural del conjunto de la humanidad”

 Toda una declaración de intenciones. El Patrimonio Cultural es entendido como una herencia global del ser humano sin exclusión y sin fronteras. A partir de la convención se aceleró la colaboración entre los Estados con el compromiso de proteger el Patrimonio de la Humanidad. Surgió así la UNESCO  que, junto con la Unión Europea y el Consejo de Europa se han encargado hasta el día de hoy del Patrimonio Histórico a nivel internacional.

2-  Instituciones Nacionales:

La Constitución de 1978 del Estado español recoge la obligación de las instituciones públicas de garantizar la conservación y difusión del Patrimonio Histórico. Ya en 1985 se elaboró la Ley del Patrimonio histórico Español que hoy sigue en vigor, salvo algunas modificaciones puntuales regionales en beneficio de la especulación. En este caso, es el gobierno central a través del Ministerio de Educación y Cultura quien se encarga de la gestión del Patrimonio. También trabajan en la protección del Patrimonio Histórico, y siempre amparándose en la Ley, fundaciones y entidades privadas.

3- Instituciones autonómicas:

El Estado español, al ser un estado descentralizado, tiene cedidas las competencias en materia de cultura a cada comunidad autónoma, las cuales cuentan con casi plenos poderes en la gestión de su Patrimonio histórico. El Estado central se reserva el control de las exportaciones de bienes culturales, lidera la lucha contra el expolio, la gestión de Archivos, bibliotecas y museos de titularidad estatal y gestiona la coordinación entre las diferentes comunidades autónomas.

El gobierno de cada comunidad autónoma, a través de la Ley de Patrimonio de cada comunidad (la cual se diferencia de la Ley de Patrimonio histórico Español en pequeños matices como los Bienes de Relevancia Local que reccoge la Ley de Patrimonio Cultrual Valenciano) y las Universidades.

También colaboran entidades privadas que, hasta hace pocos años se trataba sobre todo de fundaciones de Cajas de Ahorros que destinaban cierta cantidad de dinero a financiar proyectos culturales, museos y demás iniciativas a través de sus fundaciones. Pero esto forma ya parte del pasado como un borrón de tinta en un papel en blanco. Puedes ver una noticia relacionada con esto aquí.

4- Instituciones locales:

Compuesto por los municipios, Ayuntamientos y diputaciones, y se centran principalmente en el Patrimonio Local y en la gestión, protección y ordenación del territorio en relación con el Patrimonio Histórico.

Conclusión

 Tenemos entonces diferentes instituciones encargadas de la gestión del Patrimonio Histórico con diferentes ámbitos de competencia y basadas en aspectos legales. Todas las instituciones encargadas del Patrimonio Histórico están unidas por el mismo objetivo, empujadas por una iniciativa común de salvaguardarlo, protegerlo y conservarlo. Pese a ello, y  a pesar de estar  bien definidos los niveles de competencia y actuación de las instituciones, en ocasiones el entramado administrativo no hace sino dificultar la tarea.

Además, siempre se producen violaciones contra el Patrimonio que pasan desapercibidas y que se quedan sin ser sancionadas por las entidades internacionales, estatales, autonómicas y/o locales. Quizás el mejor ejemplo de ello es el expolio de gran cantidad de piezas que se realiza en el mundo y que acaban en los museos de las grandes ciudades. Son sonados los conflictos de Londres con Atenas por recuperar las piezas del Partenón que “requisaron” los británicos en la guerra Mundial para evitar su destrucción ya que los griegos “no podían garantizar su integridad”. 

Y digo yo, ¿no sería más conveniente otorgar la gestión a una institución supranacional para gestionar el Patrimonio histórico de la humanidad? Multar a los países incumplidores de alguna manera, establecer fondos para los Estados que no puedan o que tengan problemas para financiar la conservación de su Patrimonio.