El tiempo en Arqueología. Qué sucedió cuándo para elaborar el discurso histórico

La historia de la humanidad se extiende en un largo periodo de tiempo que a veces es difícil ser consciente de lo vasto que es. Desde la Arqueología, y gracias a los métodos de datación y las nuevas tecnologías. Y si hay alguna etapa de la Historia de la humanidad extensa, esa es la Prehistoria, el periodo en que el ser humano se desarrolló y se produjeron las evoluciones más significativas a nivel biológico.

Por desgracia, la gran parte de nuestra historia no cuenta con documentos audiovisuales o escritos para documentarla. Por eso, es la Arqueología la que ofrece las evidencias de la evolución de la humanidad y de su capacidad para generar esa gran variedad cultural que nos caracteriza.  

A lo largo de su corta historia como disciplina, la Arqueología ha ido introduciendo herramientas y técnicas de datación para localizar en el tiempo los restos arqueológicos. De este modo, los tipos de datación aplicados a la Arqueología permiten vislumbrar la antigüedad de un objeto.

El cambio en el tiempo y el espacio en Arqueología

En los inicios en que la Arqueología se empezaba a constituir como disciplina, se concebía el pasado como una secuencia de acontecimientos en períodos determinados donde las sociedades humanas cambiaban muy poco a poco hasta que en determinados momentos de la historia se producían esos grandes cambios (como pudo ser la llamada “Revolución” neolítica).

Es decir, que los cambios en la historia se veían como acontecimientos concretos. Estallidos sociales que hacían que de un día para otro cambiara el modelo social de las sociedades del pasado.

Sin embargo, y conforme la disciplina arqueológica se desarrollaba, pronto empezó a verse esos cambios como una evolución temporal. Una serie de acontecimientos (causa – efecto) que derivaban a esos “grandes cambios”. Procesos que se dilataban en el tiempo y que no sucedían en un momento concreto. Por esto, era importante establecer las diferentes acciones en el tiempo. Qué sucede en qué momento para comprender por qué llegamos adonde estamos ahora.

La pregunta de “cuándo” sucedió se establece a partir de diferentes métodos de datación relativos (algo que pasó antes o después de otro acontecimiento) o absolutos (establecer hace cuántos años pasó un acontecimiento). Cuando estos dos métodos se combinan, podemos establecer una secuencia histórica más apropiada.

¿Por qué es importante localizar en el tiempo los acontecimientos?

El registro arqueológico es relativamente escaso. Tienes que componer un gran rompecabezas del pasado a partir de pequeños, ya no piezas sino trozos de piezas diseminados en diferentes yacimientos arqueológicos. Te puedes hacer una idea entonces de lo difícil que es establecer los acontecimientos de la historia en el tiempo para los períodos donde no existía la escritura.

Todo objeto que se extrae de un yacimiento arqueológico tiene una escala temporal, un estado de conservación determinado y un significado (de uso, digamos) y tiene que ser analizada en us contexto y en relación con el resto de objeto y con el yacimiento en sí porque lo que se tiene es un espacio donde se han sucedido acontecimientos a lo largo de un período determinado de tiempo, no en un punto concreto temporal. La estratigrafía permite establecer qué sucedió antes que qué. Es como ver físicamente una radiografía del tiempo de un sitio determinado.

Quizás pienses que establecer cuándo ocurrió qué cosa no sea tan importante pero en realidad es determinante para conocer realmente los acontecimientos, para elaborar un discurso histórico con sentido. El hecho de saber cuándo ocurrió qué cosa nos permite darle vida, nos coloca en perspectiva con respecto a esa cosa y así, nos ayuda a su comprensión.

Consiste en hacernos preguntas en relación a la secuencia temporal de los acontecimientos para establecer un discurso inteligible y lógico que permita comprender la evolución de la historia. ¿Qué sucedió antes y después? ¿Qué relación tiene un acontecimiento con el otro? ¿Cómo se pasó de una situación a otra? (cómo se evolucionó, en definitiva). Respondiendo a esas preguntas podremos establecer la causa – efecto de los acontecimientos históricos en el tiempo.

Entradas relacionadas

% Comentarios (1)

Molestina Zaldumbide María del Carmen

muy buen artículo, muy claro sobre todo para las personas que se interesan por la arqueología

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.