Una tierra de íberos

Potenciar el interés por el turismo cultural y difundir el riquísimo patrimonio ibero de todas la zona son los principales objetivos de una iniciativa surgida gracias a la estrecha colaboración de los museos de Albacete y El Cigarralejo (Murcia), que contó con la mediación de la Asociación de Amigos del Museo albacetense y una financiación cercana a los 30.000 euros procedentes del Ministerio de Cultura.

Una tierra de íberos. Fotografía J. Blázquez
Una tierra de íberos. Fotografía J. Blázquez

El proyecto cuenta este año en nuestra capital con una serie de actividades paralelas, como son el ciclo de conferencias La mujer en el mundo ibérico: Diosas y mortales, que se desarrollará este mismo mes de octubre, y la muestra itinerante Miradas a la mujer ibérica.

La directora del Museo de Albacete, Rubí Sanz, destaca la gran acogida que están teniendo los recorridos propuestos en la ruta ibérica por Albacete y Murcia, lo que se refleja en los centenares de personas que se estima ya se han interesado por la misma desde su puesta en marcha, en junio de 2012.

La empresa especializada Arqueoweb se encargó del diseño de los itinerario propuestos, a saber: la ruta Kart Hadashat-Cástulo, empleada en la Edad Antigua para comunicar la zona costera con la Meseta, que se inicia en Cartagena y llega hasta el yacimiento de Libisosa en Albacete, y la ruta de la Via Heraclea (Camino de Aníbal), que bordeaba el litoral mediterráneo desde Cádiz y se convertiría más tarde en la estratégica Via Augusta, conectando en este caso Libisosa y el yacimiento de Coimbra del Barranco Ancho (Murcia).

El responsable de proyectos de Arqueoweb, Francisco Ramos, desveló a La Tribuna de Albacete que desde su puesta en marcha, «alrededor de 15.000 personas han consultado la página web de La ruta de los iberos o han llamado interesándose por la misma, además también ha habido empresas de turismo activo que promovieron itinerarios paralelos».

La iniciativa, respaldada por los gobiernos regionales de Castilla-La Mancha y Murcia, ha supuesto poner en marcha todos los medios precisos para que el ciudadano disponga de aquella información necesaria respecto a museos, yacimientos, centros de interpretación y distintos servicios que jalonan los itinerarios.

Las relaciones establecidas entre los pueblos iberos y los colonizadores romanos entre los siglos VI y I a. de C. son también objeto de reflexión y estudio, en este sentido las visitas culturales se complementan con una guía de realidad aumentada; es decir, una aplicación a través de terminal móvil gratuita que permite conocer los puntos de interés y recibir información de cada uno de ellos, y, finalmente, de una página web accesible al gran público.

El usuario, tras descargar en sus smartphones la aplicación Layar, tiene que buscar Ruta Íberos y ésta le dirige directamente al recorrido que le permitirá completar su visita con información sobre novedades e investigaciones de los sitios visitados. También es un lugar de encuentro en el que los investigadores pueden volcar la información que quieran, consultar, trabajar sobre ella y propiciar foros que reviertan en el avance científico del proyecto.

Las provincias de Albacete y Murcia cuentan en su territorio con algunos de los yacimientos arqueológicos prerromanos más emblemáticos de nuestro país y ambas con considerada una referencia absoluta para el estudio de esta cultura donde se entremezclan distintos pueblos:contestanos, oretanos y bastetanos, que dejaron huella de su escultura monumental, ritos funerarios y santuarios, producción artística, objetos de uso doméstico, armas y un largo etcétera.

Si el Museo de Albacete posee varias salas dedicadas a los pobladores iberos (contestanos al sur y este, oretanos al oeste, y quizás bastetanos en el extremo sur), con una amplia colección de utensilios, joyas, cerámicas, ajuares funerarios o esculturas, el del Cigarralejo, ubicado en la localidad murciana de Mula, alberga otra colección arqueológica de referencia procedente de un yacimiento concreto donde se exhumaron más de 500 tumbas de cremación ibéricas con sus respectivos ajuares funerarios.

El proyecto pretende suscitar el interés del público para fomentar el turismo, en los territorios de Murcia y Albacete, mediante recorridos atractivos en los que se imbrican paisajes y yacimientos arqueológicos, museos y centros de interpretación, con puntos que disponen de infraestructuras actuales para disfrutar del tiempo de ocio y, de paso, propiciar un lugar de encuentro entre público e investigadores, propiciando foros que reviertan siempre en el avance científico.

Fuente: La Tribuna de Albacete

Entradas relacionadas