El Neolítico. Una de las etapas más determinantes de la Historia

¿Qué sucedió hace 12.000 años para que la humanidad empezara a producir sus propios alimentos? Esta puede ser la pregunta del millón. O el problema del milenio para la Historia y la Arqueología. Por esa época surgió el Neolítico, una de las etapas más determinantes de la Historia de la Humanidad. 

A pesar de que el Neolítico es una de las etapas de la Historia más estudiada y más significativa de la humanidad, todavía no está claro lo que hizo que el ser humano experimentara unos cambios tan grandes para romper con lo establecido de una manera tan radical como se hizo a partir del 10.000 a.C.

El Neolítico supuso una transformación social tal que cambió el sino de nuestra especia para siempre. Un cambio que Vere Gordon Childe llamó “Revolución” a este período tan característico.

.

Qué fue el Neolítico

El Neolítico (referido a Piedra Nueva)  fue un término acuñado  por J. Lubbock en 1865 para referirse a la etapa cultural que se desarrolló desde  hace unos 12.000 años hasta el 5.000 a.C. aproximadamente.

Si bien el nombre de esta etapa hace referencia a las diferencias tecnológicas con respecto al período anterior, son muchos los cambios que la humanidad protagonizó durante el Neolítico.

Si tuviéramos que resumir en unas pocas líneas (no te preocupes. No voy a copiarte la tesis doctoral de Childe…) podríamos destacar sobre todos ellos la aparición de la agricultura y la domesticación animal.

A partir de estos dos acontecimientos surgieron otros muchos que modificaron por completo el modus vivendi del ser humano para siempre y permitió que abandonara su estilo de vida basado prácticamente en la supervivencia a través de la caza, pesca y recolección,  por otro más sedentario y con perspectivas mucho más ambiciosas que el mero hecho de sobrevivir.

No cabe duda que el Neolítico fue y es una de las etapas más determinantes de nuestra dilatada historia. No sólo cambios tecnológicos sino económicos y sociales.

La Neolitización

Hace unos 12.000 se empiezan a experimentar una serie de cambios en los estilos de vida del ser humano, localizados en el Próximo Oriente.

¿Pero por qué sucedieron estos tremendos cambios?

Ha habido diferentes teorías para intentar explicar por qué se pasó de una sociedad de cazadores nómadas a otra de productores sedentarios:

  • Hipótesis del Oasis.
  • Teoría de las zonas nucleares.
  • Teoría de las zonas marginales.
  • Cuestión demográfica.

En definitiva, más que cualquiera de estas circunstancias por sí solas, parece que sucedió un cúmulo de todas ellas. Aumento demográfico, desequilibrios alimentarios, razones ecológicas….

Entre los cambios más destacados podemos incluir los siguientes:

1- Transformaciones económicas: el cambio principal vino al pasar de una economía depredadora a una productora. De la caza y recolección se pasó a ala domesticación de animales y plantas.

La economía durante el Neolítico pasó a depender principalmente de la agricultura que proporcionaba cosechas y aseguraba la alimentación a un grupo cada vez más numeroso. Otro paso importante fue cuando parte del grano se empezó a reservar, tanto para futuras cosechas como para el comercio.

De forma análoga se produjo la domesticación de animales que, paulatinamente, pasaron a formar parte de la vida cotidiana de los grupos humanos como recursos alimentarios y de trabajo.

2- Transformaciones tecnológicas: el cambio en las herramientas fue también considerable. Se produjeron numerosas innovaciones y el utillaje fue cada vez más especializado. No solo la piedra sino también el hueso y la aparición de la cerámica fueron determinantes en estos cambios.

3- Transformaciones sociales: que, como no podía ser de otra forma, fueron causadas por esas transformaciones anteriormente mencionadas. Surgen los primeros poblados estables (nómadas) al aire libre y, como consecuencia, la sociedad comienza a jerarquizarse en torno a élites que controlaban la producción de alimentos.

Aparece la especialización de tareas como la elaboración de herramientas o la fabricación de cerámica, los comerciantes y numerosos oficios debido a que gran parte de la población tenía asegurada la subsistencia con lo que podía dedicarse a otras tareas específicas.

Los excedentes agrícolas y la especialización artesana trajo consigo el comercio y los contactos con otros grupos y culturas lo que supuso una autentica revolución para la transmisión de ideas. No cabe duda que esto, el comercio, ayudó a que se produjera el vertiginoso desarrollo como nunca antes el ser humano lo había vivido. Los intercambios no fueron solo comerciales sino que se intercambiaron ideas y modos de trabajar y organizarse.

 –

Todos estos cambios hicieron que la humanidad tomara un rumbo inimaginable hasta entonces y que nos ha llevado hasta lo que somos hoy como civilización. Pero aún existen sociedades Neolíticas que viven tal y como se vivía en el Próximo Oriente hace 8.000 años. Y es que el Neolítico, sorprendentemente, ha surgido de forma espontánea y autóctona en diferentes lugares del globo y en diferentes épocas. No es exclusivo de la zona del Próximo Oriente. ¿Por qué? ¿Acaso es (o era) un paso evolutivo lógico o inevitable?

Unos cambios durante el Neolítico que deben ser considerados como un hito importantísimo dentro de nuestra Historia.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.