Las Cartas Arqueológicas

¿Has escuchado la historia de ese tipo que va paseando por un descampado con su perro, le pega una patada a una piedra y se encuentra un tesorillo lleno de monedas de oro de época romana? Si no la has escuchado seguro que te resulta familiar.

.

seguimientoAlgunos de los descubrimientos arqueológicos, yo diría que los más llamativos, se producen de manera casual. En casos como el que te he comentado anteriormente o en el que una retroexcavadora mete la pala y le aparecen restos arqueológicos. Sin embargo, esto no sucede siempre. Mejor dicho, pasa pocas veces (aunque como digo, los descubrimientos casuales suelen ser los más llamativos).

.

Muchos de los yacimientos arqueológicos que se sitúan en territorio urbano (sobre todo) están localizados y catalogados. Si bien no todos están excavados, sí se sabe que están ahí, unos metros bajo tierra en determinados lugares. Quizás te preguntes, ¿y para qué saberlos si no se excavan? Recuerda que intervenir no es la mejor opción. De hecho, cada vez se excava menos y se estudia más.

.

Localizar los yacimientos. Una necesidad

Los ayuntamientos de los municipios se ven en la necesidad de localizar estos yacimientos con el fin de establecer estrategias para conservarlos y desarrollar en base a ellos los proyectos de ordenación urbana, decidir dónde construir, hacia dónde expandir el núcleo urbano y cómo preservar los yacimientos.

mapa de una carta arqueológica

Las razones por las que localizar estos yacimientos son diversas y va más allá del valor cultural. No cabe duda de que estos yacimientos son potencialmente un valor añadido para el turismo. Por tanto, valor histórico pero también valor económico confluyen en la localización y elaboración de lista de yacimientos de un municipio en el que incluir, además del lugar, su estado de conservación, época, cultura a la que pertenece, peculiaridades y demás características susceptibles de ser estudiadas o investigadas.

.

Estas listas reciben el nombre de Cartas Arqueológicas Municipales y por lo general son una iniciativa de los ayuntamientos para elaborar una recopilación de los restos o yacimientos arqueológicos de un territorio determinado. Es una especie de catalogación de los yacimientos y permite establecer los tipos de intervención y las estrategias de protección a llevar a cabo.

.

Los objetivos de las cartas arqueológicas

Las cartas aqueológicas tienen unos objetivos muy específicos. Siempre con miras a la protección y perdurabilidad de los bienes arqueológicos. Principalmente, éstas son las premisas de las Cartas Arqueológicas:

 

  • Tener organizados y localizados los yacimientos arqueológicos para su mejor gestión.portadaPlanDirector Muchos yacimientos arqueológicos se encuentra en territorio urbano. De hecho, son los más conocidos puesto que hay más probabilidades de que, a partir de la construcción de un edificio aparezcan. Tenerlos localizados permite establecer un modelo de ordenación urbana y protegerlos.

 

  • Catalogar y definir el tipo de protección de cada territorio y/o yacimiento. Sabiendo dónde está cada yacimiento permite establecer estrategias de estudio y/o difusión.

 

  • Conocer los diferentes estados de conservación de cada yacimiento. Al fin y al cabo consiste en conocer y saber cómo se encuentra cada yacimiento. Esto permite elaborar estrategias más acorde a las necesidades de cada uno.

 

  • Ofrecer a todos los ciudadanos la posibilidad de conocer los yacimientos arqueológicos del municipio. Hace unos días contactó una persona anónima para pedirme consejo porque pensaba que estaban construyendo sobre un yacimiento arqueológico. La solución se encuentra yendo al ayuntamiento y preguntar por la carta arqueológica.

 

  • Permite poner en valor y difundir el patrimonio. Se pueden llevar a cabo proyecto s de musealización, jornadas, publicaciones, exposiciones y todo tipo de iniciativas culturales para dar a conocer el Bien.

 

No cabe duda de que el hecho de inventariar los yacimientos arqueológicos de un municipio, permita conservarlos y evitar realizar obras en ellos o que sean destruidos de manera “inconsciente” por remociones de tierra. En este sentido, se llevan a cabo actividades de Arqueología preventiva que consiste en evitar en la medida de lo posible el daño ocasionado por la explotación urbana en los yacimientos arqueológicos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.