El ICOMOS: la organización de los Monumentos y Sitios

El pasado 18 de abril se celebró el Día Internacional de Monumentos y Sitios, organizado por el ICOMOS y todas las instituciones y personas relacionadas de un modo u otro estamos relacionados con el Patrimonio Cultural.  

Cada año, el 18 de abril lo dedican a una temática concreta relacionada con los monumentos y sitios. Este año, el tema ha sido “Patrimonio para nuestras generaciones” y las etiquetas que se han utilizado para seguir el evento virtual han sido #heritage4generations y #patrimonioparanuestrasgeneraciones.

Se ha seleccionado el tema de las generaciones como elemento fundamental transmisor de la cultura, poniendo el foco en la juventud como el grupo social determinante para esa transmisión.

Estas iniciativas son siempre importantes y sirven para dar a conocer un patrimonio Cultural que a veces puede que no se conozca tanto. En este caso, muchos monumentos y sitios arqueológicos pudieron ser compartidos por las redes sociales gracias a esta iniciativa del ICOMOS.

Pero, más allá de la iniciativa, vamos a poner el foco en la institución promotora. El ICOMOS. Puede que con tanto ente, tanta organización cultural, muchos no conozcan lo que es el ICOMOS por lo que creemos que es bastante importante y necesario que lo expongamos.

Qué es el ICOMOS

El ICOMOS es, por sus siglas en inglés, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios; es decir que, cada 18 de abril puede decirse que se celebra el día de esta institución. Como otras organizaciones que trabajan por la cultura, su sede se encuentra en París y está ligada a la gran organización (está sí, conocida por todos) ONU a través de la UNESCO.

El ICOMOS es la institución que se encarga de aconsejar a la UNESCO y al Comité de Patrimonio a la hora de incluir un Bien cultural en la lista de Patrimonio Mundial.  

Un poco de historia del ICOMOS

El ICOMOS, como casi todas las instituciones dependientes de la UNESCO, se creó a partir de una convención. En 1965 los países integrantes de la UNESCO se reunieron en Varsovia para elaborar la Carta Internacional sobre la Conservación y Restauración de los Monumentos y Sitios Histórico-Artísticos. Como el nombre es muy largo, esta convención se conoce como “Carta de Venecia”.

Esta Carta de Venecia forma parte de los documentos de la UNESCO  que se elaboran durante sus convenciones que realiza de vez en cuando. Estas convenciones promueven prácticas, tratados, acuerdos transnacionales de carácter legal en defensa de la conservación del Patrimonio.

Pues bien, en la Carta de Venecia se estableció la creación de un Consejo Internacional de Monumentos y Sitios para su defensa y conservación.

 

Qué hace el ICOMOS

Entre sus cometidos establecidos en la Carta de Venecia está la promoción de la teoría, metodología y tecnología aplicada a la conservación, protección y revalorización de los monumentos, conjuntos y sitios (entendido como sitios arqueológicos; yacimientos)

Entre sus actividades para conseguir esto que te comento, además de campañas de difusión como la del pasado 18 de abril, se encuentran las siguientes:

  • Punto de encuentro y foro de diálogo entre las diferentes instituciones y profesionales relacionados con su cometido.
  • Creación y fomento de centros especializados a nivel nacional e internacional.
  • Ofrecer profesionales para los diferentes problemas, situaciones y proyectos llevados a cabo por los países socios.
  • Difusión sobre los principios de la conservación, técnicas, leyes y medidas de conservación.
  • Aplicar las medidas y recomendaciones de la UNESCO en materia de monumentos y sitios arqueológicos entre sus socios.
  • Participar en programas de formación para profesionales de la conservación

Como ves, son aspectos que se llevan a cabo en todos los ámbitos del Patrimonio Cultural, solo que el ICOMOS se centra en los monumentos y yacimientos arqueológicos; difusión, conservación, puesta en valor, formación….

¿Hasta dónde llegan los “tentáculos” del ICOMOS?

Pues bien, como es probable que sepas, las Cartas de la UNESCO no tienen carácter legal a no ser que los países miembros lo firmen como tal.

La Carta de Venecia  es un convenio con una serie de “recomendaciones” al que la UNESCO invita a sus estados miembros adherirse. La mayoría de estados que forman parte de ella, se han adherido y, por tanto, es de obligado cumplimiento. Al fin y a la postre, ningún país está por la labor de destruir su propio patrimonio.

En definitiva, el ICOMOS trabaja por y para el Patrimonio Cultural, especializándose en la conservación y puesta en valor de Monumentos y yacimientos arqueológicos. Una labor amplia e importante en todo el globo y que cada vez más, requiere de medidas conjuntas. 

Entradas relacionadas