¿Dónde está el valor del Patrimonio cultural?

Pese a los tiempos que corren de cambio continuo, de veloz evolución de los acontecimientos socio-políticos; aún hoy en día, en la era de la tecnología y la obsolescencia (cada vez más corta y programada); todavía en esta época, el pasado tiene un valor fundamental y principal en la identidad personal y colectiva de las personas y las sociedades.

 

Identidad y cultura

El pasado sigue teniendo fuerza como fenómeno identitario. Como referencia de lo que fuimos, lo que somos y  respuesta de lo que puede ser. Y en este sentido, los Bienes culturales juegan un papel fundamental pues son los objetos tangibles los que nos evocan a ese pasado. Por eso consideramos el Patrimonio como objetos o elementos de gran valor.

Si quieres leer sobre qué es el Patrimonio Cultural aquí tienes este artículo.

Este “valor” puede considerarse un concepto ambiguo, subjetivo y cambiante que depende de la percepción que se tenga del Bien. Alguna vez nos lo hemos preguntado en este blog. ¿Qué vale el Patrimonio? Y es que depende del valor que le otorguen las personas. Nosotros, como fieles defensores del Patrimonio Cultural, y sabedores de la importancia y el VALOR cultural e histórico de éste, nos empeñamos en mostrarlo y enseñarlo para que todo el mundo pueda apreciarlo y aprender de ello.

el valor del patrimonio

El valor del Patrimonio Cultural depende del contexto

Como el propio Patrimonio, su valor depende del contexto social e histórico en que se analiza. Un mismo bien puede ser apreciado de forma diferente  a lo largo de su historia. Ya no hablo de su utilidad funcional, que evidentemente no puede ser la misma en su origen que en la actualidad (pongamos por caso la muralla de una ciudad o un molino de viento). La finalidad por la que se creó ha dejado de tener sentido y ahora su valor es bien distinto.

¿Pero para qué vale el Bien? Puede que en un contexto actual sea un recurso económico como atractivo turístico o como museo o recurso didáctico. El caso es que para apreciar el Patrimonio mucho tiene que ver el uso que se le otorgue, además del valor simbólico que tenga para la gente de su entorno.

Tanto representa, tanto vale

El principal valor del Patrimonio Cultural es aquello que representa en la sociedad actual, su valor histórico como recurso para generar identidad, prestigio y fortalecer la cultura del pueblo.  Pero su valor histórico no es el único valor apreciable. Su belleza estética puede suponer un gran reclamo como elemento evocador de un pasado brillante o como modelo artístico.

enseñando el yacimiento de Pozorrubio

Aunque a veces, ciertas personas no ven ese valor como algo importante ya que carece de “utilidad” práctica, entendida esta en la mayoría de ocasiones con un valor económico. No podemos negar esta evidencia que hace que muchas personas aprecien el Patrimonio cultural única y exclusivamente como recurso económico. Pero es que en este aspecto, también resulta un elemento valioso: un Bien Cultural no deja de ser un recurso turístico muy atractivo.

En cualquier caso, el Bien cultural puede ser apreciado desde diferentes perspectivas por la sociedad y valorado de diferente forma. Si bien, el valor cultural debe prevalecer por encima de todo, no podemos negar las diferentes percepciones que de ello cada individuo puede tener.  Todas ellas justifican la conservación de los Bienes Culturales.

Entradas relacionadas

% Comentarios (2)

Si pues hay muchos complejos arqueologicos que estan abandonados no le damos el valor real del aporte de nuestros antepasados menos de contexto

Es verdad Daniel. Siempre habrá yacimientos abandonados pues es casi imposible abordarlos todos.

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.