PATRIMONIO DEBAJO DE TU CASA.

Patrimonio Inteligente acomete la excavación arqueológica integral de un solar Calle Claudio Moyano de Valladolid.

En el centro histórico de la ciudad de Valladolid se está llevando a cabo un proyecto de investigación histórica liderado por el Departamento de Historia Medieval de la Universidad de Valladolid.

Patrimonio Inteligente acomete la excavación arqueológica integral de un solar en la Calle Claudio Moyano, cuyo objeto es reconocer la secuencia ocupacional de un sector que se localizaba en el límite del casco urbano histórico, próximo al ramal sur del río Esgueva, una de cuyas evidencias más importantes es la antigua mezquita de la ciudad.

Horno de fabricación cerámica del XVI

UN POCO DE HISTORIA DE VALLADOLID

Los Ordenamientos de la reina Catalina de Lancaster en 1412, obligaron a «la comunidad de moros de la ciudad» a asentarse en la aljama, apartados del resto de los habitantes de la ciudad. Se instalaron en una zona de huerta cedida por el Cabildo que fue arrendada a los musulmanes donde construyeron sus casas, talleres y el edificio más importante, el de reunión y culto: el almají, forma castellanizada del nombre arábigo de mezquita (al-mayīd). Se localizaba en el extremo sur de la ciudad, junto a la cerca de la villa.

Por la documentación histórica procedente de pleitos que enfrentaban a los vecinos del Valladolid del siglo XVI y al Cabildo, se conocía la existencia de dicho edificio en la zona objeto de intervención. Se conoce su construcción en 1414 y su destrucción en 1506, después del obligado bautismo dictado por los Reyes Católicos en 1502.

Tras la expulsión, la zona siguió ocupada por los recién bautizados, ya sin su antiguo edificio religioso, del que solo quedaban algunas partes derruidas, según textos del momento, manteniéndose en esta zona una intensa actividad alfarera.

Ya en 2018 se realizaron los primeros sondeos en este solar que dejaron al descubierto una pequeña parte del lienzo norte de la mezquita. Se trataba de un muro de envergadura que discurría con sentido SE-NO que se interpretó como perteneciente al edificio de culto. En 2019 la excavación del solar ha sido prácticamente completa y hemos podido registrar la planta íntegra de la mezquita, cuyas dimensiones aproximadas son 23 x 13 m, manteniendo la orientación canónica, esto es, el muro oriental en dirección a La Meca.

AVANCE ARQUEOLÓGICO

Al interior la sala de oración conserva un potente suelo de mortero de cal, siendo el pavimento exterior del patio de canto rodado. Podemos corroborar la destrucción del edifico, tal y como se relata en documentación histórica de 1506, puesto que sólo se han registrado los muros, con una altura máxima de 1,5 m, mientras que no se conservaba ningún resto de la cubierta o de elementos decorativos del interior, que sin duda tendría.

Mezquita del s XV y muralla de Valladolid del s XIII

La actividad alfarera en el solar, posterior a la destrucción de la mezquita, también ha sido identificada en esta intervención. En concreto, se han documentado tres hornos cerámicos activos durante los siglos XVI y XVII, así como un gran número de piezas, mayoritariamente vidriadas en blanco, que ponen de manifiesto la importancia de esta actividad en el contexto socio-económico de la ciudad.

Vajilla doméstica horno s XVI y XVII
Puerta del Campo. Litografía de Guesdon, 1852

La excavación ha permitido documentar también el trazado de la segunda muralla de Valladolid, construida a comienzos del siglo XIII, y que en el siglo XV limitaba por el sur el espacio ocupado por la comunidad morisca, muy cerca de la llamada Puerta del Campo.

En definitiva, esta intervención aporta nuevas e interesantes informaciones para el conocimiento histórico de la ciudad, confirmando fehacientemente una serie de datos conocidos únicamente hasta ahora a través de las fuentes documentales escritas.

 

 

Entradas relacionadas