Huesos de animales en el yacimiento. Fuente de información

En un yacimiento arqueológico pueden aparecer gran cantidad de restos. Entre los más representados generalmente se encuentra la cerámica  pero también los restos de animales. Huesos que pueden aparecer esparcidos por el yacimiento o concentrados en un espacio concreto.

Como cualquier resto que aparece en el sitio arqueológico, estos huesos son estudiados y se intenta extraer toda la información posible para conocer a los seres humanos que ocuparon ese espacio.

¿Qué información ofrecen los huesos de animales?

Como te he dicho ya en alguna otra ocasión, los objetos nos hablan. Y al igual que los objetos, los huesos nos dan mucha información del pasado, sean estos esqueletos humanos o de animales y su estudio puede arrojar cierta luz sobre la relación entre los seres humanos y los animales. Para llevar a cabo ese estudio, partimos de una serie de preguntas:

  • ¿Cuál era la posición del animal dentro del grupo?
  • Estaba domesticado?
  • Servía simplemente de alimento?
  • Ayudaba en las tareas de trabajo o ejercía solo de acompañante?

De hecho, hace unos días leí una noticia sobre el origen del perro. Si bien los estudios lo localizan en el Próximo Oriente, la fecha que proponían en el artículo era de unos 35.000 años. El caso es que el estudio de los animales y su relacióncon los seres humanos es objeto de estudio habitual. Tanto su domesticación como su consumo.

El principal recurso para estudiar la domesticación animal en el pasado ha sido los dientes. Los dientes animales son el principal resto óseo que aparece en el yacimiento. Y la Arqueología intenta establecer los cambios anatómicos en los dientes y diferenciar entre los animales “salvajes” y los domesticados. Porque la domesticación supuso un cambio en el desarrollo evolutivo de los animales.

La domesticación de animales, como cualquier cambio en la evolución de la humanidad, fue un lento proceso que probablemente vino provocado por el proceso de cambio también en los hábitos humanos como la sedentarización (el estacionamiento permanente en un lugar de hábitat concreto) o el desarrollo de la agricultura y la caza.

restos animales arqueología

Estos procesos de cambio en los modos de vida del ser humano trajeron consigo nuevas necesidades y nuevos retos que desembocaron, aparte de otras cosas, en el uso de animales para el trabajo diario. 

Claro ejemplo de ello es el perro que en un momento de la historia de la humanidad se separó de su antepasado cánido del que también provienen los lobos. Los principales cambios óseos que aparecen en estos animales domesticados es la reducción del hueso de la mandíbula y el estrechamiento de la dentadura.

Sin embargo, esta diferencia, aunque reconocida, no permite establecer cuándo se produjo, porque obviamente, como todo cambio en la evolución de cualquier especie, no se produjo de un día para otro.

arqueología yr estos de animales

En algunos yacimientos donde aparece gran cantidad de huesos animales la pregunta es:

¿Estamos en un lugar especializado de caza y despiece de animales?

En muchos sitios se acumulan huesos de una sola especie. En otros parece simplemente que era un lugar donde tirar los restos. Por otro lado, dependiendo del tipo de animales que aparecen en el yacimiento podemos hacernos una idea del tipo de herramientas que utilizaban o del tipo de organización necesaria del grupo para cualquier actividad en general y para la caza en particular, con lo que podemos conseguir información adicional en este aspecto.

Los huesos animales, sin duda son también una gran fuente de información y no son, en absoluto, nada despreciables. Por eso, hay que tenerlos muy en cuenta en un yacimiento arqueológico cuando aparezcan. Las evidencias y nuestras preguntas nos dirán el tipo de importancia que tienen estos huesos.

¿Cómo excavar los huesos de animales?

Con cuidado. Eso para empezar. Siempre que nos encontremos con restos óseos se nos deben erizar las orejas pues nos encontramos ante un hallazgo de gran improtancia para el estudio del sitio. Para afrontar la excavaciónd e los huesos de animales debes tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Rellena las fichas con una buena desripción y un sketch del estado en que han aparecido los huesos.
  • Fotografíar los huesos in situ para tener una instantánea e su estado original.
  • Es muy probable que se te rompan unos cuantos. Son muy frágiles. Pero intenta que todos los fragmentos permanezcan juntos. Mételos todos en una bolsa con su respectiva etiqueta identificativa.

Si te cruzas con huesos, aunque no sean de humanos, te aseguro que la diversión la tienes asegurada. Intenta extraer toda la información posible y trátalos con mucho cuidado.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.