Las fuentes materiales de la Arqueología

Si no es la primera vez que te pasas por nuestro blog sabrás que la Arqueología se centra en el estudio de las sociedades del pasado a partir de su cultura material. Sin embargo, en muchas ocasiones los restos materiales encontrados en los yacimientos arqueológicos están en muy mal estado de conservación, son escasos o simplemente no los hay (lo peor que puede pasar para un arqueólogo de campo).

Ello hace que la disciplina utilice otras fuentes a parte de las fuentes materiales, con el fin de intentar descifrar el pasado. Las fuentes escritas, orales y/o visuales juegan un importante papel en la Arqueología también; sobre todo en esos casos donde las fuentes materiales escasean. Esta vez voy a centrarme en explicar en qué consisten las fuentes materiales.

documentos patrimonio.

Qué son las fuentes materiales

Se entiende por fuentes materiales todo vestigio material que refleje una actividad humana. Dentro de esta concepción, quizá un tanto generalista, se diferencia las fuentes arqueológicas, fuentes artísticas, etnográficas, epigráficas y numismáticas.

1- Fuentes Arqueológicas: son las que se obtienen a partir del método arqueológico y cuyo valor histórico va mucho más allá del mero valor económico. Por eso, cualquier objeto de la vida cotidiana puede ser más importante y significativo para el estudio arqueológico que una joya o un brazalete de oro (lo cual no deja de tener valor histórico). Del mismo modo, la información estratigráfica, el espacio y el paisaje en relación con las actividades humanas son consideradas también fuentes arqueológicas y deben ser leídas y estudiadas en su contexto arqueológico.

2- Fuentes artísticas: dentro de este grupo destaca las obras artísticas arquitectónicas, escultóricas o las pinturas. Además de su valor estético o funcional, las fuentes artísticas son una importante fuente de conocimiento histórico.

A través de la Arqueología, se trata de establecer el significado dentro del contexto de la pieza artística, de la construcción, etc. Con las excavaciones llevadas a cabo por A. Evans en Knossos apareció gran acantidad de frescos en las paredes del Gran Palacio y que permitieron establecer una fotografía de la cultura minoica ya que se representaban escenas de vida cotidiana. Gracias a estas fuentes artísticas, se consiguió una gran información histórica de la civilización minoica.

3- Fuentes etnográficas: entendida como el estudio de las características culturales y sociales de un grupo. Esto es muy difícil de medir puesto que son aspectos, a priori,  intngibles, si bien las características culturales se ven reflejadas en las evidencias materiales de los grupos humanos de manera inconfundible.

La tecnología, uso de los objetos de vida cotidiana, decoración, etc., refleja comportamientos muy particulares que ayudan a hacerse una idea de estos grupos del pasado.Por otro lado, una de las disciplinas relativas a la Arqueología es la etnoarqueología que trata de establecer relaciones entre el comportamiento de sociedades del pasado comparándolas con las sociedades actuales. Es lo que está haciendo el Proyecto Dayr al-Barsha, en Egipto, a través del estudio de la producción de cerámica tradicional de grupos actuales y en proceso de extinción.

4- Fuentes epigráficas: se trata de una disciplina separada de la Historia y que tiene como objeto de estudio los epígrafes o textos escritos, que pueden aparecer en diferentes materiales (piedra, barro, metal, vegetal, etc.).

Por tanto, para la Arqueología, el valor epigráfico constituye una fuente material (por el soporte del texto) reflejo de la tradición, la estética, el comercio (soporte hecho con materiales extranjeros) y una fuente histórica (por el texto escrito que contiene) que otorga conocimiento social, religioso, económico, administrativo. Esto hace de las fuentes epigráficas una fuente mixta al ser considerada fuente material y escrita. En un yacimiento, este tipo de fuente es muy importante ya que puede dar cronologías muy exactas del yacimiento gracias al texto.

5- Fuentes numismáticas: he de decir que es una de las materias que más me gustan. Cada vez que aparece una moneda en una excavación, por pequeña o deteriorada que se encuentre, la alegría es mayor que con un trozo de cerámica. ¿Y por qué?, te preguntarás. Pues por la gran información que ofrece. Las monedas son muy características y se trata de un testigo fiel de la sociedad de su época, bien sea íbera, romana, medieval o de la época que sea, refleja información política (aparece generalmente la persona que manda), cronológica (suele venir con la fecha de acuñación), religiosa (en muchas ocasiones se representan dioses y diosas), costumbres (otras representan vestidos típicos, fiestas, herramientas).

La numismática además de estudiar las monedas y su naturaleza, se encarga también de analizar las medallas, que en la mayoría de ocasiones están relacionadas con la religión. La numismática analiza el tipo de moneda, peso, metal, leyenda (lectura), valor legal de su época, etc.

Ten en cuenta que este objeto era la principal herramienta de propaganda de las élites dirigentes en la antigüedad ya que podía llegar a todos los rincones del mundo conocido y estaba continuamente intercambiando de manos. Mucha gente podía llegar a ver la cara y nombre representados en ella. Estamos de nuevo ante una fuente mixta pues es material y a la vez escrita. Y es una fuente tan característica y tan importante que se merece otro artículo.

.

Sinagoga

Para terminar con las fuentes materiales

Para resumir y terminar con el artículo, en Arqueología tenemos como cultura material, diferentes fuentes que sirven a la disciplina para desarrollar su objeto de estudio:

  • Fuentes Arqueológicas
  • Fuentes Artísticas
  • Ffuentes Epigráficas
  • Fuentes Numismáticas
  • Fuentes etnográficas.

Éstas forman solo una pequeña parte de las fuentes en Arqueología. Hay otras muchas y que veremos más adelante.

¿Has excavado alguna vez? ¿Con qué tipo de fuente te has topado? ¿Cómo te ha ayudado a la hora de analizar el yacimiento?

Entradas relacionadas