La importancia de los objetos en Arqueología

Cuando estás excavando siempre esperas que te aparezca algo. Y cuando llevas unos días en los que tan sólo has estado rascando en la superficie y moviendo toneladas de tierra de un lado a otro sin obtener tu ansiado “tesoro”, viene la decepción.

Ya te he comentado en alguna ocasión que, a pesar de que el principal objetivo de la Arqueología no sea encontrar el objeto, no cabe duda de que es una recompensa que a toda persona le levanta el ánimo, le llena de entusiasmo y trata su descubrimiento con cariño.

Pero el objetivo primero en Arqueología es el de estudiar y conocer el pasado, eso sí, a través de sus objetos materiales. Pero la pieza en sí es un mero vehículo para conseguir la información. No cabe duda entonces que los objetos, aunque como digo no sean el fin último de la excavación arqueológica, son un aspecto importante del trabajo.

Los objetos no sólo están ahí, en el yacimiento arqueológico para que los encuentres. Los objetos dicen mucho de las personas a las que han pertenecido y los cometidos a los que se han dedicado. Por esto, podrás hacerte una idea de la importancia documental que supone encontrar…. “algo”.

Las piezas arqueológicas te hablan y te dicen muchas cosas de sus dueños. Y tú, como arqueólog@, eres encargad@ de traducir ese lenguaje de los objetos arqueológicos y descifrar todo lo que dicen. El objetivo es conocer las personas a las que pertenecieron. Es como un juego de detectives.

Qué te dice los objetos en Arqueología

Los objetos son el reflejo de una actividad humana determinada. Todo producto creado por el ser humano tiene una finalidad. Y esa finalidad es lo que tenemos que averiguar. Además, la creación de un objeto conlleva un conocimiento de una actividad determinada, la obtención de unos recursos para su elaboración y una planificación para llevarlo a cabo.

Por su forma podrás hacerte una idea del uso que se le dio en el pasado (sea éste remoto o temprano). Una cerámica plana y circular en forma de plato tiene toda la pinta de haber servido de superficie para servir comida. De este modo, podrás averiguar la utilidad de muchas piezas por la forma en que están hechas.

Por su estética: la decoración, el tipo de material, el color o el tamaño pueden ser indicadores de la utilidad del objeto en el pasado. Una cosa es el valor funcional de la pieza, su uso, y otra es el valor estético.

Inmaculada

De este modo, algunas piezas pueden haber sido creadas para un uso diferente de su funcionalidad aparente. Seguro que en tu casa tienes algún jarrón o copas que nunca se han utilizado para su función aparente que es la de contenedor de líquidos. La estética nos podrá otorgar cierta idea de su época con una cronología relativa.

Los objetos no aparecen aislados entre sí sino que están en un contexto determinado. Es decir, que en una cocina es probable que encontremos objetos de cocina, en un lugar de despiece de animales con restos óseos probablemente encontremos herramientas que sirvan para esa actividad. De este modo, los objetos que se encuentran en un lugar guardan una estrecha relación con los de su conjunto.

Cómo describir un objeto

A la hora de describir los objetos en Arqueología para su análisis debemos ser muy estrictos. Tienes que hacerte una serie de preguntas las cuales puedas responder a través del propio objeto. Algunas preguntas que puedes plantear deben ir encaminadas a responder lo siguiente:

Material: qué tipo de materiales se han usado para hacerlo. Puede otorgarnos el poder adquisitivo de la comunidad a la que pertenecía, lugar de procedencia, contactos comerciales, etc.

Técnica de elaboración: ¿cómo se hizo? ¿Tiene huellas de elaboración? Esto puede indicar cierto desarrollo industrial o evolución tecnológica.

Decoración: qué motivos se usan para adornar, cómo se han hecho, qué estilos o técnicas se han utilizado, etc.

Uso: para qué sirvió el objeto, qué cometido tenía, por qué se elaboró, etc.

Los objetos dicen mucho de ti, así que presta atención a tus pertenencias porque como dice el refrán Dime que objetos tienes y te diré quién eres.

Entradas relacionadas