Algunos procesos de Restauración cerámica

Hace poco te conté algunos de los principiso de conservación Foto 8-7-15 11 56 28en los que nos basamos a la hora de abordar una pieza arqueológica. Cada objeto es único en sí mismo, y como tal, se trata de forma diferente. Hay que valorar si la intervención es necesaria para su conservación o si en cambio puede ponerla en peligro.

El objeto arqueológico más abundante en un yacimiento arqueológico suele ser la cerámica. Y para ésta se siguen determinados procesos de restauración que dependen de lo que te he comentado antes.

Según la necesidad, solo algunos procesos son necesarios, otros son opcionales y otros muy desaconsejables. Cada caso es único. Vamos a hablar de unas pautas básicas, pero el orden de cada uno de los procesos que aquí se introducen es variable, sobre todo los de consolidación y limpieza, que se realizarán antes o después de otros según convenga y cuantas veces sea necesario.

[Tweet “Todos los procesos de restauración entrañan sus riesgos Por eso, todos los esfuerzos son pocos por @pat_inteligente”]

.

Limpieza de la cerámica. Frota que te frota…

La limpieza de las piezas, sea el material que sea, no es en sí un proceso de restauración, sino más bien de conservación. La tierra, los restos de sales, restos biológicos y de vegetación son un cúmulo de suciedad que aunque han contribuido durante el enterramiento a la conservación de la pieza, de cara a su extracción solo representan una molestia. La limpieza se suele llevar del siguiente modo:

.

Limpieza en seco o en húmedo: debemos limpiar bien la cerámica con métodos secos y/o acuosos; el más común es el cepillado, aunque hay otras técnicas de limpieza mecánica y limpieza química, respectivamente. Por ejemplo nosotras hemos tenido que realizar un tipo de limpieza química por impregnación en una solución cremosa de EDTA. ¡El resultado es reluciente!

restauración cerámica

Engasado de los fragmentos: algunas piezas pueden aparecer rotas, fragmentadas en varios trozos o incluso pulverizadas. Por tanto tendremos que protegerlas antes de nada con el engasado, es decir, un vendaje in situ (en el lugar del hallazgo) y consolidarlas, dándoles solidez para que puedan soportar la extracción y sus posteriores tratamientos.

Montado y pegado de las piezas: una vez limpias, estas piezas pueden ser montadas y pegadas con adhesivos que no dañen el material cerámico. ¡Todos los productos que usamos en restauración son específicos para cada tipo de material!

productos químicos para restaurar cerámica

Desalado: un proceso especialmente importante es el desalado de la pieza, es decir, la eliminación de las sales que contiene el objeto. Sin este proceso, podrían aparecer eflorescencias de sales en superficie o las temibles subeflorescencias, que a veces provocan tal presión que hacen saltar la cerámica de allí donde se esconden.

.

¿Qué es la reconstrucción volumétrica en arqueología?

A veces un objeto importante tiene demasiadasFoto 14-7-15 9 32 19 piezas faltantes que hacen difícil su comprensión de cara a la musealización del mismo. Por tanto, con el objetivo de devolver la apariencia original, se recurre a la fabricación de estas piezas faltantes sin las cuales el visitante podría no entender la pieza. El resultado es un objeto arqueológico con añadidos provisionales, que han sido ideados para poder ser eliminados con la mayor facilidad posible, ya que no pertenecen realmente al objeto.

Mirad el montaje y reconstrucción de esta jarra Almorávide, ¡¡el cambio es espectacular!!

.

Darle color a la pieza restaurada

Para terminar con las labores de restauración, se procede a la reintegración cromática de los añadidos; en otras palabras, darle a las piezas fabricadas el color/decoración/textura del resto de la pieza pero con una técnica pictórica diferenciable. ¿Por qué diferenciable? Te lo explico.

Principios de la buena restauradora.

Recordemos una regla básica en restauración que es el principio de diferenciación de los añadidos, de este modo se evitan los falsos históricos. Otra máxima es la reversibilidad, es decir, que todo aquel proceso que se realice pueda ser eliminado y que no afecte por tanto a la integridad del objeto.

Una regla básica en restauración es el principio de diferenciación de los añadidos, de este modo se evitan los falsos históricos.

En Patrimonio Inteligente luchamos por la perdurabilidad, la difusión y la investigación.

Discernir si un proceso de restauración es necesario o no es lo que realmente hace más difícil nuestra labor. Siempre es mejor no intervenir.

Espero que te haya gustado esta breve aproximación a la restauración de cerámica. Queda mucho por hacer y sobretodo queda invertir muchas horas de paciencia y mimo sobre cada una de nuestras piezas. Pronto podrás venir a verlas terminadas al Museo de Lorca.

Tal vez ahora prestéis un poco más de atención al estado en que lucen en las vitrinas, que no es ni mucho menos aquel en el que se encontraban en el momento de su descubrimiento.

Entradas relacionadas

% Comentarios (3)

Muy buena información bendiciones

Muchas gracias Elisa. Es nuestro deber profesional.

[…] podrás hacerte una idea del uso que se le dio en el pasado (sea éste remoto o temprano). Una cerámica plana y circular en forma de plato tiene toda la pinta de haber servido de superficie para servir […]

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.