¿Qué es la arqueología de la Muerte?

El mundo funerario es considerado en Arqueología una fuente de información fundamental para el estudio del pasado. Es por eso que los enterramientos (ya sean del tipo que sean, tumbas o cremaciones) concentran mucho interés en las excavaciones arqueológicas.  Bueno, y también porque es uno de los restos arqueológicos más atractivos de excavar, todo sea dicho.

La rama de la Arqueología que se encarga del estudio del mundo funerario es la Arqueología de la Muerte; y como tal, cuenta con sus peculiaridades y sus métodos específicos de estudio.

Interés por la muerte

Pero, ¿por qué resulta tan llamativo excavar un enterramiento?

¿Qué es eso que nos atrae de la muerte?

Desde el punto de vista más personal, excavar un enterramiento es tremendamente emocionante. Ningún hallazgo puede compararse a una tumba. Saber que en ese agujero en el que estás metiendo la mano hay (o hubo) una persona que una vez tuvo vida, sus amigos y familia, que vestía sus ropas y tenía sus rutinas, comía y bebía…. Una persona como tú y a la que tienes la fortuna de devolver a la Historia y a la vida, en cierto modo te llena de emoción.

Pero antes de ponernos escabrosos, desde una perspectiva puramente arqueológica, un enterramiento es una mina de información. Literalmente. Los datos que te puede proporcionar excavarlo son incuestionables. Se trata de una fuente directa hacia la época a la que pertenece.

Las personas que prepararon ese enterramiento se esmeraron en ofrecer un determinado punto de vista y una determinada perspectiva de su tiempo. Se esforzaron en proporcionar toda la información posible de su contexto y de su modus vivendi en un agujero. Por eso, en la mayoría de ocasiones, los enterramientos están llenos de detalles que no deben pasar desapercibidos.

El enterramiento en sí es un símbolo. No es tan solo un agujero donde deshacerse de un cuerpo sin vida sino un espacio donde rendir homenaje a un ser querido. Y por eso tiene un gran peso para el estudio social del pasado. Por su significación. Y eso es precisamente lo que la Arqueología de la Muerte pretende: estudiar el pasado de la sociedad a través de esos rituales funerarios.

A simple vista, y dependiendo del nivel de conservación del enterramiento, se podría recopilar información relevante sobre lo siguiente: 

 

  • Desarrollo cultural: qué tipo te tecnología y ajuar que aparece junto al cuerpo, materiales utilizados, adornos, etc.
  • Ideología, creencias espirituales/religiosas: qué significado se otorga al enterramiento, por qué son enterrados los muertos, cómo son enterrados, etc.
  • Dieta y nutrición: restos de comida, semillas acompañando el ajuar funerario, estado dental, etc.
  • Contactos comerciales: objetos hechos con material que no se encuentra cerca del territorio, ornamentos de adorno proveniente de otras regiones, similitudes entre modelos de enterramiento.
  • Demografía, edad, enfermedades comunes, esperanza de vida, cuestiones de género, etc.

En qué se fija la Arqueología de la Muerte.

La Arqueología de la muerte se centra en una serie de aspectos que por lo general, se repiten en todo tipo de enterramientos: el espacio, la sepultura, los restos humanos y el ajuar. Y en este trabajo se va de lo general a lo particular. De este modo, la Arqueología de la muerte trata de analizar los aspectos más característicos de los enterramientos. Se trata de no dejar pasar ningún atisbo de información partiendo de los siguientes puntos: 

1- El espacio

No cabe duda de que el lugar de enterramiento tiene especial significado para las personas que lo realizan. Por eso, cuando excavas una tumba es importante describir, tanto el emplazamiento como la situación del enterramiento.

También hay que especificar si el enterramiento se encuentra aislado o si aparece junto a otros y de qué tipo de enterramiento se trata (una incineración, una inhumación). En definitiva se trata de describir el espacio y el lugar.

2- La sepultura

En este aspecto, la Arqueología de la Muerte trata de definir la forma de la tumba, su orientación, el número de personas enterradas en el mismo lugar, el tipo de sepultura (si tiene lápida o piedras), etc.

3- Los restos humanos

Una vez que se ha descrito tanto el espacio físico como el agujero, se pasa a los restos contenidos en el lugar. Quizás este punto sea el más complejo puesto que se necesita de otros conocimientos, aparte de las técnicas propias de excavación, para extraer toda la información posible: análisis de los restos, estudio del ADN, alimentación, etc.

Además, trataremos de describir la posición del cuerpo y la forma en que fue puesto en el espacio de enterramiento. Esto nos dará información del significado que esta actividad tenía para la sociedad.

4- El ajuar funerario

Por último, la Arqueología de la Muerte se fija en los adornos y objetos que acompañan al muerto. Un elemento fundamental para el estudio de la sociedad del pasado. Una acción de gran significación que nos puede desvelar muchos aspectos del ser humano: su riqueza, sus creencias, su organización social, etc.

Todos estos puntos son imprescindibles en la Arqueología de la Muerte para conseguir toda la información relevante. Y es que los enterramientos son tremendamente significativos para el grupo, siendo una especie de cápsula del tiempo que nos transporta hacia una época y nos permite estudiarlos y conocerlos más en profundidad. 

Para terminar podríamos definir a la Arqueología de la muerte como la rama de la Arqueología de campo que se encarga del estudio de las sociedades del pasado a partir de sus enterramientos y restos funerarios. 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.