Seguimiento y Excavación en Pozorrubio de Santiago

Un seguimiento de máquina, en una obra de tal magnitud como lo es la que Acciona Construcción está llevando a cabo en la Llanura Manchega, no es nada fácil. Son kilómetros de zanjas y toneladas de tierra movidos sin resultados POSITIVOS para la Arqueología.

Durante 6 años hemos estado vigilando cada palada de las máquinas excavadoras que desbrozaban, picaban y sacaban esa tierra, sin el menor interés en la mayoría de las ocasiones. Es lo que tienen los seguimientos de obra.

Si quieres saber en qué consiste un Seguimiento de Obra puedes leerlo aquí.

Pero a veces, aunque sean muy pocas veces en realidad, tras uno de esos tediosos desbroces, aparecen unas manchas en el suelo que nos indican que, por fin, aparecerá algo. No sabemos si meras estructuras de cultivo como en otras ocasiones, o algo de interés….arqueológico.

Pozorrubio

De unas simples manchas a un hallazgo arqueológico antológico.

Para un arqueólogo, “algo de interés” viene a ser lo que para la mayoría de los técnicos de obra se define como “eso no es nada, ¡cuatro manchas!, no me vayas a parar la obra por eso…”

Solo que esas cuatro manchas, en Pozorrubio de Santiago, se convirtieron en uno de los principales hallazgos en los últimos seis años de destierros en La Mancha

Aunque pareciese una excavación más de urgencia para liberar el terreno y poder seguir con la obra, tras un mes y medio de excavaciones, hemos podido documentar un hábitat prehistórico del que no existía la menor noticia ni sospecha. Un hábitat con una gran cabaña, una serie de silos (o almacenes) y, quizás lo más llamativo e importante para estas fases históricas, un horno de cerámica en el que aún se conservaban las piezas que se cocieron en su último uso.

hallazgo arqueológico en Pozorrubio

Material cerámico y útiles líticos han sido los medios para poder dar una cronología a este yacimiento, aunque no es nada fácil cuando los fragmentos que aparecen son de pequeñas dimensiones y apenas presentan formas reconocibles. Aun así, hemos podido determinar que el yacimiento de Eras Altas de Pozorrubio pertenece a un momento de transición entre la Edad del Cobre y el Bronce Inicial, momento de la historia de la Provincia de Cuenca poco documentado, y de La Mancha en general aún por investigar en profundidad, ya que no existen iniciativas de excavación que nos permitan ampliar la información de estos períodos.

Pero quizás lo más importante de estos hallazgos no sea el yacimiento en sí, que además está muy deteriorado por las labores agrícolas y, sobre todo, por las madrigueras de conejos que han destrozado varias estructuras; la importancia real viene por la oportunidad de documentar un yacimiento prehistórico en una zona donde la Carta Arqueológica de Pozorrubio no situaba nada, pero que a pocos metros sí localiza La Celadilla, un enclave Arqueológico con una cronología ibero – romana.

Si quieres saber qué son las Cartas Arqueológicas lee esto.

Tras una prospección por los terrenos marcados por la carta, no aparecieron restos ni de iberos, ni de romanos, ni un solo fragmento, pero en cambio, toda la meseta donde aparece marcada La Celadilla, está repleta de útiles líticos, entre ellos fragmentos de sílex. Ya sí se podrá determinar esta zona como arqueológica, pero con una cronología mucho más amplia de lo que aparece hasta ahora marcada.

enseñando desde el yacimiento

Y esta importancia no iba a pasar desapercibida, Pozorrubio de Santiago, de unos 350 habitantes, se ha volcado como nunca habíamos visto con su Patrimonio; por iniciativa de la alcaldía, la Biblioteca Pública y la dirección de los trabajos de arqueología, se han realizado varias visitas guiadas para todo aquel que tenía interés por la excavación, Tanto el colegio en primera estancia, como la mayoría de la población, pasaron por el yacimiento a visitarlo y conocer de primera mano qué había y su historia.

La difusión es uno de los pilares básicos de la Arqueología; desenterrar algo que se ha conservado durante siglos bajo tierra en unas condiciones determinadas y, de pronto, modificarlas, significa ayudarle a deteriorarse irreversiblemente. Por eso los trabajos de arqueología tratan de ser rápidos a la hora de documentar todo lo que aparece por medio de fotografías, dibujos y anotaciones, para posteriormente cubrirlo con una malla geotextil y tierra. Esto forma parte de los trabajos de Arqueología Preventiva cuyo principal objetivo es documentar y conservar.

mostrando desde el yacimiento arqueológico

Es por ese motivo, por el que las visitas guiadas a los habitantes de Pozorrubio cobraron importancia por lo insólito de los descubrimientos en la zona; fue tan insólito, que tanto la prensa escrita como la radio se hicieron eco de los acontecimientos y contribuyeron de forma importante a difundir los hallazgos a lo largo y ancho de toda La Mancha.

Pronto el yacimiento se volverá a tapar, pero nos ha permitido conocer y catalogar un nuevo Sitio Arqueológico para que, el día de mañana, si se volviese a construir en la zona, tengamos las herramientas necesarias para poder actuar previamente y continuar descubriendo el pasado de Pozorrubio de Santiago.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.